Fragmento de Dos pintores, dos sensibilidades por FRANCISCO BAUTISTA TOLEDO

Critica publicada en el Diario de Almería.20 Julio, 2019

En Almería se van sucediendo numerosas exposiciones, de bastante de gran calidad plástica, reflejo de la excelente vitalidad artística existente en nuestra provincia. Centro mi atención en dos propuestas, una de ellas la de Juan Antonio Maldonado, acuarelista de muy buen oficio en esa técnica.

Poseen un atractivo visual intenso las acuarelas de Juan Antonio Maldonado, joven pintor almeriense, el cual expresa un mundo nebuloso, misterioso y sugerente, en su producción última. El dibujo es sometido a la acción del color, a su poderoso peso, influjo total en el blanco donde deposita sus pinceladas.

Crea, en el conjunto de sus capas, un espacio denso, neblinoso, donde se siente el frío húmedo en su contemplación, organizando el artista un escenario de profundo impacto en la mirada, a través del cual refleja un mundo romántico, aislándose el observador en su observación, enfrentado a la fuerza de la Naturaleza, ensimismado en su soledad, absorto ante la grandiosidad de la energía que empapa el ambiente.

Describe un universo gris, difícil de situar con claridad en el orden de sus elementos, en un entramado sujeto a una mutación permanente, plasmada en el instante de ruptura con la situación anterior, creando un lugar desolado por el frío, preso de la bruma veladora, que extrae su atención del entorno, para enfrentarlo al submundo de seres misteriosos, de ocultas realidades que prometen desvelar la verdad de la existencia. Juan Antonio Maldonado propone una interpretación lírica de la soledad gris, dejándose llevar por la nostalgia de la fantasía soñada. Es un excelente acuarelista, pues condensa el color, le da espíritu y forma, sabiendo describir su idea estética de la pieza pensada, concluyéndola como una obra de calidad y gusto excelente. Sus composiciones atraen al espectador…..



Juan Antonio Maldonado

 

 

Crítica de Nicolás Angulo. (pintor y Ldo. En Bellas Artes).

Para descubrir a Juan Antonio Maldonado, Pienso que lo mejor y más factible es recurrir a la temática de su obra, pintura basada en un criterio más temporal que visual de espacios que representa y que invitan a adentrarnos en ellos para sospechar de la aparente timidez del primer encuentro. Maldonado busca seguridad y estabilidad en su pintura, esa misma que le proporciona lo que le rodea, proyectando su carácter en una naturaleza silente, habitable como espacios de reflexión y compromiso con su tierra. Sus acuarelas giran en torno al paisaje Que le sobreviene, como espacio mental del propio autor, Escenarios inquietos y sensuales a la vez, Plasmados como reflejos de mar, de brillo a la propia técnica, de lo que supera a la superficie o donde se ve lo profundo. Orden presencia que en algunos momentos nos trasporta al onirismo de una estética clásica y de imitación de la naturaleza como finalidad.